Skip to main content

A toda persona en búsqueda de una oportunidad laboral le llega el apreciado momento de la entrevista.

Sentir todo tipo nervios en una entrevista de trabajo es totalmente normal ¡pero que eso no te paralice! Causar una buena impresión es cuestión de carisma y al dominar ese sutil arte lleva su tiempo… ¡Pero verás cómo renta si consigues el trabajo! 😀

meme nervios

Muchos son quienes dicen que los mareos, las ganas de vomitar, y las “maripositas” en el estómago están siempre presentes, aunque estamos seguros que no se tratan de las mismas mariposas de cuando sientes amor, estas más bien se tratan de una mariposa enferma comiéndote desde dentro ¿o no?

Aunque parezca horrible, dominar las entrevistas de trabajo y salir con éxito de ella es cuestión de unos pocos pasos y tenerlas mecanizadas.

A menos que quieras salir huyendo de tus responsabilidades y te sientas un Peter Pan de la vida. Si es así… ¡Huye de este post, Campanilla!

10 pasos a tener en cuenta antes de la entrevista de trabajo

1. Infórmate lo más que puedas sobre la empresa

Busca la empresa por su web, sus redes sociales, sus empleados en linkedin, sus hijos en la escuela (¡Mentira, eso no! ¡Pervertido!) pero busca lo que sea necesario para hacerte una idea de como se comunican y qué puedes aportarles a ellos ya no como empleado sino como persona a su equipo.

2. Ponte de pie frente al espejo y repasa tus aptitudes.

Escribe en un papel la formación profesional y experiencias que tengas, repítelas unas 2 veces. ¡Cuidado con lo que dices! A nadie le importará que hables de tu experiencia como modelo, si te están buscando para ser secretario; mantén la coherencia.

3. Ten tu CV a mano. 

Muchos lo tendrán en digital si se lo mandaste por Email, pero hay mucho empresosaurio suelto que le van las cosas vintages e impresas. En ese caso no olvides llevarlo contigo por si acaso, aunque después no lo tengas que usar para nada. Consejo Pro: Usa papel reciclado que destaca sobre el papel normal.

4. Prepárate psicológicamente

El día anterior haz yoga, escucha música, dale al saco de boxeo, tócate.... La nariz, pero relájate y no pienses en exceso en ello de manera obsesiva. Esto es una entrevista, no es una pelea contra Mohamed Ali. Lo peor que puede pasar es que no te cojan, y si no la haces, el "NO" ya lo tienes. Así que intenta mostrarte cómo eres y siempre será mucho mejor.

5. Prepara argumentos

Intenta preveer las preguntas que puedan hacerte, busca entrevistas de tu sector o intenta pensar cómo lo haría un entrevistador. Intenta estar descansado para dar respuestas rápidas y que no te vean dudar en tus respuestas. Si vas en modo zombie te será más difícil parecer convincente

6. Mecaniza tus respuestas

Hay preguntas que siempre salen en todas las entrevistas y dices "Esa no sabía responderla". Pues eso no puede pasar never jamás de los jamases. Intenta buscar una respuesta que te satisfaga y pídele a tu primo el Nano que practique contigo hasta que te salgan de una manera que parezca 100% natural marca hacendado.

7. Ponte to’ guapo

Adáptate a como suelen vestir los empleados en tu sector. No me vayas como Tom Hanks en naufrago ni con el vestido de carne de Lady Gaga (a menos que sea como extra en la peli de la matanza de Texas). Si hace falta comprar algo de ropa mona, tómalo como una inversión para más entrevistas.

8. Organiza tu tiempo

Posiblemente vayas a un sitio que jamás has pisado en tu vida, mires en google maps y digas "eso está al lado". ERROR. Si nunca has ido no sabes si se suelen formar atascos, si los horarios son los correctos o el google maps te está trolleando. Si puedes intenta ver el sitio antes y ver cuanto tardas, sino es posible intenta ser previsor e ir con tiempo de sobra.

9. Sé uno con la fuerza

Cuando vayas a una entrevista no vayas con Wilson ni amigos y vecinos para que te apoyen. Vete como un náufrago grandecito y bien vestido pero como los niños grandes 😀 Y si te acompañan, que se esperen fuera agitando los pompones.

10. Tu nombre es Ben.

Big Ben Bigben Emoticon

Sé súúúper puntual, ¡POR FAVOR 5 MINUTOS ANTES!

14 Tips para usar durante la entrevista de trabajo

La mayoría de los empresarios desde el momento en el que estás entrando por la puerta, ya están desenvainando sus bolígrafos y abriendo sus libretas con destreza para soltarte sus primeras preguntas preguntas, con una sonrisa de “aquí te voy a pillar yo”. Por eso mismo debes tener muy presente el lenguaje no verbal y mostrarte seguro, es indispensable, porqué desde el momento en que te ven ya pueden llegar a saber de qué pie cojeas.

Entonces, respira, y deja el nerviosismo antes de entrar, o por lo menos ¡no te delates! Evita cruzar los brazos, los dedos, o las manos, siéntete cómodo (sin abusar…).

1. Sé educado my friend

Para empezar, saluda. “Buenos días, Sr. Mortadelo”. Siéntate derecho y no al borde de la silla, porque representa inseguridad, como si tuvieras prisa en volver a levantarte y tampoco te eches hacia atrás como si estuvieras en el sofá, si no quieres que te nominen para irte pronto de la sala.

2. Deja que él marque el ritmo

Espera a que él te guíe y marque el ritmo de la entrevista. Deja que él se sienta cómodo y te pregunta lo que considere. Tú déjate llevar, pero muestra con seguridad. Si te dan varias opciones de cómo empezar escoge una sin vacilar demasiado. Que parezca que eres una persona segura de ti misma aunque hayas dudado 2 horas si llevar zapatos azules o negros a la entrevista.

3. Siéntate donde te lo indiquen

Parece una tontería, pero hay muchos entrevistadores que tienen "su sitio" modo Sheldon y puede incomodarle que se lo quites. Si es su despacho está claro donde sentarte, pero si es una sala de reuniones déjale a que te invite a sentarte.

4. Tutea al entrevistador sólo si él lo hace

No llegues haciéndole una canción de rap a lo príncipe de Bel Air para hacerte el gracioso, ¡Sé educado! El “usted” no debería faltar en tus frases a no ser que la otra persona lo haga también. Y si eres un yogurín que está empezando, pues con más razón todavía.

5. Sé simpático (aunque sea esa sólo media hora)

Sabemos que si pudieras responderías a cada pregunta "Yo lo hago por dinero" y que eres tan arisco que te solo te aguanta tu gato (y porque le das de comer). Pero intenta aguantar media horita sonriendo (aunque sea falsamente). Tampoco te crear estar contando un monólogo del club de la comedia. Mantente atento a todo lo que el empleador diga; sonríe, asiente y muéstrate como si fueras una persona normal un ratito. Sé que te costará, pero confiamos en ti.

6. Evita mostrar tu nerviosismo

Puedes ponerte nervioso, pero si lo estás, que no se te note como a las cabras (Si no sabes a lo que me refiero te invito a ver el vídeo a continuación) Evita morderte las pezuñas o dar golpecitos con el pie en la mesa o la silla, cansino. Haz yoga el día anterior, escucha la música que te gusta, tócate......... Las narices y relájate antes de ir, pero al menos no lo demuestres en la medida de lo posible.

Play Video

7. Prohibido

· Fumar
· Interrumpir
· Poner los codos encima de la mesa
· Cruzar los brazos
· Respirar.
Nah, ese último broma... A no ser que seas un niño rata. Entonces deja de respirar, abandona esta web y esta vida por donde viniste.

8. Mantén la mirada al entrevistador

Fija sí, pero pestañea y descansa la mirada mirando a otros lados de vez en cuando. Que el entrevistador no piense que eres (demasiado) psicópata. A no ser que ya no quieras el empleo o que necesites un psicólogo y una camisa de fuerza.

9. Evita las coletillas

Puede que intentes hablar formal, ¿Sabes? pero hay muchas coletillas que no controlamos, sobretodo cuando estamos nervioso ¿Sabes? Como posiblemente no sepas ni cuales tienes, mejor preguntar a tus colegas cuales tienes, ¿Sabes? Así sabrás reconocerlas e intentar omitirlas ¿Sabes?

10. No hables de más

"¿Por qué dejaste tu anterior trabajo?" "Porque mi jefe era un hijo de ***** y un ca*** porque me hizo la vida imposible, debería morirse el muy (inserte aquí su insulto favorito)" Intenta limitarte a hablar de lo que aprendiste en experiencias anteriores, que no se te note resentido. Piensa que el entrevistador piensa que él puede ser el siguiente por el que estés despotricando

11. Usa un lenguaje apropiado

No hace falta que parezcas salido de una familia aristócrata de la época del renacimiento, pero al menos adapta tu discurso y expresión al puesto al que optas, tanto si es para broker como camionero de la M-30

12. No mientas ni exageres, Pinochín

Si te pones como el mejor y exageras quedarás como el típico fantasma. No te pongas por encima de tus posibilidades, o cosas que no seas capaz de aprender en una semana. Mejor ser sincero y que ellos valoren si eres apto para el puesto, a no ser que te vayas a meter en un berenjenal que luego no seas capaz de salir.

13. Sé cortés y agradecido

Cuando vayas a una entrevista no vayas con Wilson ni amigos y vecinos para que te apoyen. Vete como un náufrago grandecito y bien vestido pero como los niños grandes 😀 Y si te acompañan, que se esperen fuera agitando los pompones.

14. Pregunta acerca de la empresa

Demuestra interés y haz alguna pregunta. Aunque no la tengas realmente, demuestra interés y pregunta cosas ("Donde está el baño" no cuenta). Cosas del tipo: ¿Cual es la edad media de los de mi departamento?" o "¿Hacen afterwork algún día al año?" pueden ser buenos ejemplos.

Consejos Extra

  • Exprésate con claridad y corrección

No suele ser fácil. En momentos puede que incluso puedas arreglar una primera impresión negativa. Es importante que recuerdes lo que estás haciendo: dándole al empleador la capacidad de conocer por qué eres perfecto para el puesto de trabajo. Saber expresarte, es sumamente necesario.

Recuerda que también expresarse no es solo saber hablar de una forma adecuada, con el tono seguro, claro y con confianza, sino también utilizar un lenguaje correcto al momento de cualquier ocasión.

No es necesario que seas culto y refinado, basta con que solo seas correcto/a. Con el mismo vocabulario que le hablas a tus padres no le hablas a tus amigos ¿cierto?, bueno eso tampoco debes hacerlos con tus jefes.

Las palabras que sean coloquiales e informales, déjalas para cuando ya tengas más tiempo en la empresa y ya conozcas hasta donde  sea el  límite que puedas llegar con tus compañeros o superiores en el trabajo.

De igual forma, ¡tranquilo! que con el pasar del tiempo se creara un ambiente donde se dará la confianza para que puedas ser tú con tus compañeros de trabajo y si eres buen trabajador/a tus jefes te darán la confianza también. Todo está en tu desempeño dentro de la empresa.

Se muy preciso/a, no te extiendas a dar información que no se te haya preguntado, responde siempre concretamente, eso dará muy buena impresión de ti. Ahora el caso de las preguntas que sean abiertas o sobre tu vida personal que debas contar alguna anécdota o historia, si puedes expresarte y dar la respuesta de manera abierta.

Por último, demuestra que eres muy amable, trata de siempre mostrar una pequeña sonrisa, eso demostrara al entrevistador que puedes integrarte de una forma fácil al ambiente de la empresa, y que de igual manera los demás integrantes podrán congeniar contigo fácilmente.

  • Controla tus gestos y sé tú mismo

Hay una gran cantidad de empresas que usan los servicios ejecutivos o psicológicos con un entrenamiento para la lectura del lenguaje corporal al momento de una segunda entrevista que te ofrezca la empresa.

Ten por seguro que cualquier cosa que hagas delante de alguna de estas personas especializadas, será analizado con el mayor detenimiento. Todo desde la postura donde mantienes tu mirada y movimiento de las manos, para ellos ¡todo! tendrá un significado.

Es muy normal y entendible tener los nervios de punta antes de una entrevista de trabajo, pero debes pensar y tener claro que no te harán ningún tipo de pregunta que no sepas, algo tan simple como tu edad y tus nivel de estudios, formación profesional, algunas preguntas sobre tu vida personal y quizá alguna pregunta sobre el trabajo por el cual estas optando.

Tampoco se te ocurra exagerar la confianza que tienes en ti, debes sentarte derecho, con la espalda completamente recta, que se vea una postura fina, pero dar la impresión de que estas relajado/a.

Jamás debes aparentar algo que no eres, no debes decir o compórtate como alguien que no eres. Como dice el dicho “No tiene la culpa el tonto, sino quien lo hace gerente” mostrarte como NO eres solo para agradar al jefe el primer día, es como decirle a tu pareja que no eres tan bonito como te ves, que solo te operaste la cara. ¡Que traición!

Se sinceró lo más que puedas para que nunca quedes como un mentiroso/a y tampoco como una persona irrespetuosa.

Además, mantener una pequeña sonrisa en tu rostro te ayudara siempre y mucho. Es cierto, puedes decir que no te contrataran por ser simpático, pero esa “pequeña sonrisa” puede hacer una gran diferencia y de gran ayuda en la puntuación de tu entrevista.

No tienes por qué estar serio/a si el momento y el ambiente se da para que sonrisas y digas algo un poco gracioso. Puedes ser gracioso, eso sirve para cortar la tensión, aunque siempre suelen ser los entrevistadores quienes hagan ese tipo de comentarios ¡no te cohíbas del todo!e y el mejor! ¡Créetelo!

  • Confía en tu mismo

Si te encuentras en algún estado depresivo fuerte, no asistas a una entrevista de trabajo y si lo haces debes tener claro que no será fácil, que puede arrojar una respuesta positiva o una negativa. De igual manera, la experiencia de una entrevista de trabajo te distraerá de cualquier preocupación que tengas, así que si te sientes bien puedes asistir sin problema, eso sí, ¡Solo si te sientes dispuesto y capaz!

La confianza en ti mismo, es la puerta a todo lo que necesitas ¡eres fuerte y el mejor! ¡Créetelo!

Conclusión

Una entrevista de trabajo es una gran oportunidad en tu vida, y debes saber que no todos corren con la oportunidad de recibir una porque son pocas las empresas que se toman el tiempo para ello.

Es por eso, que te debes preparar y no intelectualmente, sino personalmente. Hacer ejercicios para controlar tus nervios y saber que contiene tu curriculum ya que será vital en ese momento.

La  confianza en ti mismo ayudara mucho a en todo momento, pues darás a demostrar que si estas apto para el puesto -porque aunque no lo creas- hay cosas muy mínimas que juegan un papel fundamental en la decisión que tomara el entrevistador. La apariencia con la que te presentes es evaluada al igual que la puntualidad.

Si eres una persona tímida debes dejar eso a un lado al momento de entrar al lugar de la entrevista, ya que todas las preguntas de la entrevista no serán sobre tu curriculum profesional, sino también de tu vida privada.

Las respuestas que des en ese momento es evaluada y es porque se verá que tan buena/o eres integrándote tanto al momento, como al ambiente. Un trabajador que no cause ningún inconveniente al momento de adaptación es una de las cosas que más se buscan.

Demostrar siempre quien eres tú, y ser lo más transparente posible será de gran ayuda, porque eso lo transmites y si mientes eso se descubre fácilmente. Es por ello que la naturalidad es uno de los requisitos más importantes y necesarios en una entrevista de trabajo.

En fin, tienes que mostrar muchísimo respeto hacia tu entrevistador, mostrar siempre atención, confianza al expresarte, interés sobre las preguntas que se te harán, y pues obviamente al empleo por el cual estás haciendo la entrevista.

Y como dicen las abuelitas “Al que madruga, Dios le ayuda” pero a ti no te ayudará si sigues jugando Play y despertando a las 12 del mediodía. Mucho menos ocurrirá si solo leíste el final de todo el documento.

 ¡El trabajo es tuyo!

Alex1kenobi

Author Alex1kenobi

More posts by Alex1kenobi

Leave a Reply